Blog

Consejos para que tus emails no sean considerados spam.


Desarrollo Web Marketing Digital, 5 meses (Ilunabar) - Sin Comentarios

El mundo de los envíos de email puede ser frustrante, incluso los profesionales de envío de newsletters más experimentados y respetuosos con la LOPD y la LSSI van a tener en algún momento problemas de entrega y (accidentalmente) enviarán correos electrónicos no deseados.

No existe un método eficaz al 100% para que tus emails no sean considerados spam, pero en este post te ofrecemos algunos de nuestros mejores consejos para garantizar que tus correos electrónicos eviten la lata de spam y entren en la bandeja de entrada de tu destinatario.

Crea tu PROPIA lista de correo electrónico

Lo que dices en tus emails es muy importante, pero tu contenido no tiene ningún valor si lo dices al público equivocado o que no lo desea. Evita siempre:

– Usar direcciones de emails de terceros, alquilados o comprados.
– Compartir o usar una lista compartida.
– Usar robots para recopilar emails, más conocido como ‘recolección de correo electrónico’. Esta práctica está incluida directamente en el campo de spam. ¡No lo hagas NUNCA!.

Crear tu lista de correo electrónico manual te va a beneficiar a largo plazo. No es la manera más fácil o rápida, pero es la más efectiva.

Evita utilizar determinadas palabras que disparan los filtros antispam

Algunas de estas palabras son: “gratis”, “free”, “XXX”, y no utilices una gran cantidad de signos de exclamación, mayúsculas o interrogantes.

Siempre que sea posible no se deben meter en el texto términos pseudocomerciales usados por spammers como: Oferta, Oportunidad, Descuentos, Dinero. Estos términos aumentan mucho tu spamscore.

Envía los emails desde una dirección legítima

Nunca lo hagas desde direcciones de correo gratuitas, como Hotmail, Yahoo! o Terra. No incluyas un párrafo indicando que ese mensaje no es correo basura. Es una técnica muy utilizada por los spammers y los filtros buscan siempre referencias semejantes.

Verificación doble

Cuando elabores tu lista de correo piensa de que manera vas a verificar que tus destinatarios quieren recibir tus emails antes de que terminen oficialmente en tu lista. Para esto, puedes usar un método de verificación doble. Ejemplo: Tras rellenar el formulario de registro de tu web se le envía al suscriptor un email de bienvenida que deberá confirmar, generalmente marcando una casilla que indica que acepta (o no) tus emails.

Con este método de verificación doble comprobarás si tu destinatario tiene o no un verdadero interés en tus emails.

Limpia regularmente tu lista de correo electrónico

Algunos de tus destinatarios se darán de baja de tu lista de correo electrónico, pero ten en cuenta que muchos que ya no quieren recibir tus emails simplemente los ignorarán en lugar de darse de baja. Esto significa que es más probable que tus emails vayan a la carpeta de spam. Una lista de emails más pequeña pero con usuarios comprometidos siempre gana sobre una gran lista llena de usuarios no comprometidos.

Combate el bajo compromiso eliminando regularmente usuarios no comprometidos y emails devueltos. Es normal que tu lista de correo electrónico experimente cierta cantidad de abandono pero no te lo tomes de forma personal, se proactivo, limpia tu lista y mejora tus tasas de entrega.

Evita las listas negras y controla tu reputación

Tu dominio de correo electrónico tiene una reputación asociada y si envía mucho spam puede acabar en una lista negra de correo electrónico. Por desgracia, incluso los remitentes más prudentes y mejor intencionados pueden acabar en una lista negra. Reduce el riesgo de terminar en una lista negra con estas buenas prácticas:

– Verificación doble, como hemos mencionado anteriormente
– Implementar una política de eliminación de suscriptores no comprometidos.
– Evitar el envío a trampas de spam. Estas son direcciones de correo electrónico que no son creadas para la comunicación, sino para atraer el spam.  Debemos mantener nuestra lista de suscriptores limpia de estos emails.

Proporciona un Centro de Preferencias

Un centro de preferencias permite a tus suscriptores elegir con qué frecuencia reciben tus emails y reduce el riesgo de que cancelen su suscripción o marquen tus emails como correo no deseados. Proporciona un centro de preferencias simple para reducir el riesgo de irritar a tus destinatarios.

Cada receptor es diferente y un centro de preferencias ayuda a los usuarios a encontrar la cadencia de recepción que les hace felices.

Conclusión

El email marketing está lejos de ser simple y no importa cuánto lo intentes, encontrar la perfección es un objetivo fugaz. ¡Pero eso no quiere decir que no puedas acercarte!. Ten encuentra siempre que cuanto mayor sea tu implicación mayor será la probabilidad de que tus emails terminen donde están destinados a estar y no queden atrapados en la lala de spam. El correo electrónico cambia constantemente y también lo hacen las mejores prácticas, lo mejor que puedes hacer es asegurarse de estar al día con las mismas. Bueno, seguro que me he dejado algún consejo más en el tintero pero lo dejaremos para otro post.


Deja un comentario

¿En que podemos ayudarte?

946 541 299 / 619 081 682

info@ilunabar.net

Mostrar
Ocultar